La orden ejecutiva interrumpe el oleoducto Keystone

Por ISAAC MEJIA

Pagar la gasolina es una tarea común para el estadounidense promedio. A medida que los adolescentes adquieran su licencia, pagar la gasolina se convertirá en una parte importante de su experiencia de conducción y de su camino para convertirse en adultos independientes; Asimismo, también tendrán que lidiar con la inflación de los precios de la gasolina que les drenará los bolsillos. Para que Estados Unidos mantenga bajos los precios de la gasolina, el país necesita importar y producir petróleo, una fuente de energía, a bajo precio. 

Los estadounidenses están luchando a mitad de una pandemia para pagar sus facturas de gas. A muchos les preocupa su punto de vista ético y lo que hará el presidente Biden para solucionarlo. (ISAAC MEJIA/ La Plaza art)

En 2017, el expresidente Donald J. Trump aprobó la finalización del oleoducto Keystone, que sirvió como una posible solución para abastecer a Estados Unidos con sus necesidades energéticas. Sin embargo, debido a que la construcción del oleoducto Keystone podría amenazar la salud ambiental, muchos ambientalistas y legislaturas se han opuesto a su construcción. 

¿Qué es Keystone Pipeline?

 El tuberia  Keystone es un oleoducto diseñado para transportar aceite de arena de alquitrán desde Canadá, a través de los Estados Unidos y hacia Texas. Transportaría petróleo de manera más eficiente y menos costosa a los EE. UU. Que por ferrocarril o camión. Según Pbs, si se completa, “el oleoducto transportaría hasta 83.000 barriles de petróleo (35 millones de galones) por día” a las refinerías del Golfo de Texas. Al contribuir a las reservas de petróleo ya existentes, el oleoducto ayudaría a los EE. UU. A mantener un suministro constante de petróleo. Mantener un suministro constante de este recurso es fundamental para mantener estable el precio del gas. 

Según Kenneth Carpenter, profesor de Economía de Colocación Avanzada de Citrus Valley High School, “El precio de la mayoría de los bienes está muy influenciado por el costo de producción, que incluye los recursos utilizados en esa producción, en este caso el petróleo crudo utilizado para fabricar gasolina”. Aunque no es definitivo, el Sr. Carpenter afirma que teóricamente es posible que “aumentar la oferta de petróleo pueda a su vez reducir el precio del petróleo, lo que puede reducir el costo de producción de gasolina, lo que podría traducirse en menores precios del gas para los consumidores. ” 

Sin embargo, en su primer día en el cargo, el presidente Biden firmó una orden ejecutiva que revoca los permisos para la construcción del oleoducto Keystone. Biden revocó los permisos sobre la base de que la construcción de tuberías es dañina para el medio ambiente. 

Efectos ambientales 

El oleoducto Keystone transferirá aceite de arena de alquitrán que es muy ácido y coercitivo. Debido a sus propiedades, existe una mayor probabilidad de fugas de petróleo del oleoducto. Según la NDRC, un incidente original en un oleoducto en “Dakota del Norte envió un géiser de 60 pies y 21.000 galones de petróleo de arenas bituminosas que se arrojaron al aire”. Se producen fugas en el oleoducto, y las fugas potenciales exponen muchos activos agrícolas que atravesaría el oleoducto. químicos tóxicos. 

Además de las preocupaciones sobre las fugas de petróleo, la finalización del oleoducto resultaría en más extracción de petróleo. El aumento de la producción de petróleo conducirá a mayores emisiones de gases de efecto invernadero, lo que esencialmente socava los muchos procedimientos establecidos para disminuir el calentamiento global. 

Según Jason Rice, maestro de medio ambiente AP en la escuela secundaria Redlands East Valley, “Siempre ha habido una capa de gases de efecto invernadero; sin esta capa tendríamos un planeta que sería demasiado frío para la mayoría de las formas de vida. El problema hoy es que tenemos niveles récord de CO2 en la atmósfera. A medida que la capa de gases se espesa, se vuelve más eficaz para atrapar el calor y ahora hace que los océanos aumenten la temperatura, lo que está provocando la muerte de los arrecifes de coral ”. 

Según lo declarado por la NDRC, la cantidad de emisiones que se producirían si se completara el gasoducto es equivalente a “38.5 millones de vehículos de pasajeros o 45.8 plantas de energía de carbón”. La cantidad adicional de emisiones de gases podría poner en peligro la seguridad climática y dejarla en una posición vulnerable. 

Efectos sobre el empleo

Sin embargo, hay otro factor importante que debe tenerse en cuenta … Empleos. TC Energy, una empresa canadiense propietaria del oleoducto, “estimó que 1.000 personas” perderán directamente sus trabajos debido a la orden ejecutiva de Biden. La compañía también especificó que “el número total de trabajadores sindicalizados estadounidenses que construirán Keystone XL en 2021 superará los 8.000 y los 900 millones de dólares en salarios brutos”. Afirmaron además que “en total, se espera que Keystone XL emplee a más de 11,000 estadounidenses en 2021, creando más de $1,6 mil millones en salarios brutos”.

Dado que la orden ejecutiva de Biden detuvo el montaje del oleoducto, a varios trabajadores manuales se les niegan oportunidades de empleo; oportunidades que son económicamente beneficiosas e invaluables para mantener su situación financiera. La dura realidad para muchos trabajadores que enfrentan el desempleo es que la pérdida de un trabajo provoca una pérdida de ingresos mensuales. Esta es otra dificultad que debe resolverse si quieren mantenerse a sí mismos y mantener a sus familias. 

Desde la pandemia mundial, las tasas de desempleo han aumentado dramáticamente hasta alcanzar el 14% en abril de 2020. Aunque esas cifras han disminuido, sigue siendo fundamental para los estadounidenses que luchan por llegar a fin de mes que los trabajos se creen, no se destruyan; sin embargo, la orden ejecutiva de Biden es responsable de hacer lo contrario. 

Finalmente, ahora que el oleoducto Keystone ya no está en desarrollo, los problemas económicos como los precios de la gasolina y el desempleo siguen afectando negativamente a los ciudadanos de la nación. Mientras el presidente Biden continúa siendo firme en su agenda para minimizar los riesgos de seguridad ambiental, espera que su plan de energía limpia resuelva muchos de estos problemas. Sin embargo, surge la pregunta: ¿Cuántos trabajos actuales más se perderán para cumplir con este plan y se compensará una cantidad igual? 

Read this in English here: https://laplaza.press/2021/02/21/executive-order-discontinues-keystone-pipeline/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s